¿Por qué registrar la marca?

Acá te explicaremos todas las razones del por qué debes registrar tu marca ahora y así proteger tu negocio.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Registrar la marca es una inversión, no un gasto. ¿Cuánto tiempo y dinero has dedicado para que tu producto o servicio que sea conocido? Acá te explicaremos por qué registrar la marca lo antes que te sea posible y así proteger tu negocio.  

¿Por qué registrar la marca?

1.- ¿Qué es la marca comercial?

La marca comercial es el derecho para denominar tus productos y servicios de una determinada manera, y así los consumidores puedan reconocerte en el mercado. Por tanto, a medida que tu negocio crezca y seas reconocido, la marca irá adquiriendo mayor valor e importancia.

No toda marca es registrable: en otra publicación ya revisamos los requisitos que debe tener la marca para que la puedas inscribirla. Revisa ACÁ esa entrada. 

Al registrar la marca, ésta será tuya por 10 años -sin costos adicionales por todo ese período- tras lo cual puedes renovarla. 

2.- Derecho exclusivo y excluyente

Cuando registres tu marca, te dará el derecho para que seas el único que pueda utilizarla en los productos y servicios en la cual la registraste.

Esto quiere decir que nadie sin tu autorización, puede utilizar tu marca para distinguir los productos y servicios en los que te fue conferido el registro. 

Registrar una marca, no es un gasto. Es una inversión. Protege tu negocio y el valor que le has dado a tu marca, impidiendo que otros la utilicen.

3.- Evita confusiones en los clientes

Si no registras tu marca, cualquier otro podrá utilizarla, ya sea que se encuentre de buena o mala fe. ¿Estás dispuesto que tus clientes confundan tus productos y servicios con los de otro y, en definitiva, por error o engaño le compren al otro? 

4.- Demanda y acciones

Si otra persona o empresa utiliza tu marca, puedes ejercer tus derechos en distintos tribunales:

  1. Acciones penales, en contra de ellos por uso malicioso y obtener el comiso de mercaderías falsificadas.

  2. Acciones civiles de indemnización de perjuicios por el uso no autorizado de tu marca.

  3. Acciones administrativas o demandas de oposición a una solicitud de registro de marca o de nulidad a un registro ya otorgado.

Estudio de Factibilidad

Para registrar una marca, debes cerciorarte que se encuentra disponible y no le afecta alguna causal para su rechazo. Nosotros revisaremos gratuitamente si tu marca está disponible.

5.- Evita el pago de multas

Sucede muchas veces que, por desconocimiento, puedes estar utilizando una marca que ya se encuentra registrada, o bien, utilizas una similar a una ya registrada. El titular de la marca registrada podrá ejercer en tu contra alguna de las acciones señaladas anteriormente. 

Adicionalmente, te verás expuesto al pago de multas que son muy altas y pueden destruir tu negocio: de 20 a 1.000 UTM ($1.043.220 a $52.161.000 – valor a julio de 2021). ¿Estás dispuesto a correr ese riesgo?

6.- Protégete de tu competencia

Aunque no lo creas, hemos visto empresas que, al tener dinero disponible, registran las marcas y dominios web de sus competidores, obligándolos así a cambiar de nombre y perder toda la reputación alcanzada. 

¿Puedes defenderte? Sí, puedes tratar de recuperar la marca. Para ello deberás iniciar un juicio con todos los costos que ello implica y acreditar que utilizabas la marca con anterioridad. 

7.- Registra tu marca ahora

Ya conoces la importancia de registrar la marca y cuidar tu negocio, por lo que te invitamos a que leas nuestra guía donde te enseñamos todos los pasos para que tú puedas registrarla. ¿Te animas? Lee la guía ACÁ.  

Esperamos que ahora que ya conoces cómo registrar una marca, te animes a hacerlo y así proteger tu negocio. Si tienes dudas, nos puedes  escribir o coordinemos una videoconferencia ACÁ

Preguntas frecuentes

No, ya que la marca identifica tu producto o servicio en el mercado, el cual puede ser distinto al nombre de la sociedad. ​

Lo primero, es verificar en cuales clases se encuentra la otra marca inscrita y si éstas son las mismas o similares a las de tu negocio. Si efectivamente aplica alguna causal de irregistrabilidad de tu marca por ser igual o semejante a otra, tienes las siguientes opciones:

  • Si tienes un derecho preferente de uso de la marca, puedes solicitar la nulidad del otro registro.
  • Cambiar tu marca.
Puedes inscribir palabras, números, logos o una combinación de ellos. En general, existe bastante amplitud en esta materia, mientras no sea contraria al orden público, moral o buenas costumbres.
El registro de la marca tiene una duración de 10 años y puedes solicitar su renovación por igual periodo. Para la renovación, debes solicitarla antes del vencimiento del registro o dentro de los 30 días siguientes.
Debes comunicarte inmediatamente con nosotros y entregarnos los antecedentes. Tenemos solo 60 días para estudiar los antecedentes, preparar tu defensa y contestar la demanda.
Si no hubo oposiciones, el proceso tardará alrededor de 4 meses. Si hubo oposiciones y el proceso se judicializa, podría tardar aproximadamente 10 meses.
Nuestros honorarios son fijos, por lo que no nos fijaremos en lo conocida que sea tu marca o lo grande de tu negocio. Efectuamos el cobro de nuestros honorarios en 2 cuotas, según los avances en el proceso de inscripción: la primera cuota en el Paso 1 y la segunda en el Paso 5. Hicimos calzar nuestras cuotas con los cobros que realiza INAPI, por lo que además de nuestros honorarios, te solicitaremos las cantidades que nosotros pagaremos a INAPI en tu representación.
No es necesario contar con un logo o imagen para inscribir la marca, ya que pueden ser solo palabras. Pero, si igualmente quieres aprovechar de inscribir un logo, nosotros te podemos contactar con un diseñador gráfico para que trabajen en un logo para tu marca.

Conoce nuestro servicio de registro de marca. Lo hemos diseñado para que no salgas de tu casa.

Artículos relacionados:

Suscríbete a nuestro blog

El contenido de esta entrada es referencial y resumido. No constituye en caso alguna una asesoría legal ni informe en derecho y, por el hecho de su publicación, no constituye tampoco la formalización de una relación cliente – abogado, como tampoco los derechos y obligaciones que de ella emanan. 

Suscríbete a la Newsletter